Historia

En el año 1982 se crearon los primeros centros de reconocimiento de conductores, destinados a valorar las aptitudes psico-físicas necesarias para la obtención o renovación de permisos o licencias de conducir y, en el año 1985 los destinados a permisos y licencias de armas.

Estos centros nacen con la finalidad de garantizar la realización de las exploraciones y las pruebas necesarias para tal fin, dotándolos para ello del material de exploración y del personal facultativo (médicos y psicólogos) preciso, para poder someter a quien pretende tramitar o renovar un permiso de conducir o de armas, a una exploración médica y psicológica que descarte riesgos.

La Clínica Martín Clos, Centro de Reconocimiento de Conductores, se origina a partir de las exigencias actuales y se adapta a la nueva normativa de la DGT.

Tras más de veinte años de experiencia prestando servicio en el anterior CRC y Armas “Gandia”, hemos decidido poner en marcha un CRC acorde con las necesidades de los ciudadanos de la comarca, ofreciéndoles un centro de más de 200 m2, con un equipo de profesionales cualificados y de un equipamiento de exploración de última generación, que permiten reducir los trámites de renovación o expedición de permisos, al utilizar la vía telemática para llevarlos a cabo, cumpliendo con todas las normativas y exigencias de la Administración expedidora.

Deja un comentario